¿Qué información necesitas hoy?

miércoles, 1 de enero de 2014

[#27]: 365 Días De Scrapbooking En Presupuesto

©2011 Zaira Ivette Sierra

Parte de la serie Las Scrapbañuelas 2014


-------------------------------------------------------------------------------------------
Nota de Zaira: Este artículo fue publicado originalmente en mi blog anterior sobre scrapbooking en enero de 2011. Además, este artículo es parte del Carrusel de Blogs # 9 de Gabriela Galliano. También estoy enlazando este artículo a la Fiesta de Enlaces # 48 de Personalización de Blogs.
-------------------------------------------------------------------------------------------

Es un estigma que plaga la industria de la creación de álbumes. Se dice que este arte es altamente costoso, y que quienes lo practican son desmedidamente derrochadores. Por supuesto, una constante producción de materiales atractivos, herramientas curiosas y tecnologías nuevas fundamentan esta idea. Pero depende los mismos creadores de álbumes confirmar o rechazar estos prejuicios.

Durante el 2010 tomé la decisión personal de mantener mis gastos relacionados a la creación de álbumes bajo un estricto presupuesto. Al final del año, el total de mis gastos en herramientas, materiales y educación totalizaron US$127. Esa cantidad está muy por debajo del promedio de lo que es el gasto típico de un creador de álbumes. Y si consideramos que esta cantidad incluye el costo de estas adquisiciones, más impuestos y gastos de envíos, es aún más llamativo.

Cuando notifiqué a mis seguidores en Twitter y Facebook acerca de este número, surgieron preguntas sobre cómo fue la experiencia. Aquí tienen mis notas sobre la misma.

► Decidí ser conciente de mi inversión

Manejar un presupuesto es una decisión consciente. Cuando decidí que quería mantener el dinero que usaba para mis álbumes bajo control, sabía que me estaba imponiendo un reto. Pero la realidad es que no soy solamente una creadora de álbumes. Hay otros compromisos económicos en mi vida, y todos están tan apegados a un estado de presupuesto y control como me es posible. De la misma manera que no estoy en la disposición de gastar el dinero en lujos innecesarios, tampoco estaba dispuesta a gastarlo en materiales que realmente no necesitaba.

► Organicé mis materiales existentes

A menos que recién te hayas iniciado en la creación de álbumes, tienes algún material en tu hogar. Mi mayor colección es de papeles (sólidos, impresos y cartoncillo) y pegatinas (tanto de diseños como alfabéticas).

Una vez todo (bueno, en realidad casi todo) estuvo organizado, fue sencillo visualizar la cantidad de material que ya poseía. Es sorprendente la cantidad de opciones que se pueden hacer invisibles sólamente porque están escondidas. Muchas cosas que hubiese adquirido eran absolutamente innecesarias, puesto que similares o equivalentes ya estaban en mi inventario.


A mi juicio hay dos motivaciones poderosas para ser creador de álbumes. También pienso que para cada creador de álbumes, una de esas motivaciones tiene mayor peso que la otra. Estas dos motivaciones son rescatar la historia o espresar la creatividad.

En mi caso, mi propósito principal es rescatar la historia tras mis fotos... o incluso sin las fotos. Muchas veces he comentado cómo considero que mis álbumes son realmente libros, y también cómo siento que puedo crear páginas de álbumes con cartoncillo blanco, adhesivo y un herramienta de escritura. Ese es mi estilo.

De esa manera fue más fácil evaluar cuáles de los materiales que me atraían realmente eran necesarios en mi colección.


Al principio del año, decidí que no quería exceder una cantidad predeterminada. Aunque sabía que existia la posibilidad de una compra mayor, esa cantidad me daba una meta a la cual apuntar. Al final de año, mis adquisiciones se mantuvieron por debajo de esa cantidad.

► Trabajé con mis inversiones un mes a la vez

Aun cuando escogí una cantidad límite para el año, decidí que sentiría menos presión si simplemente trabajaba cada mes según mis necesidades cambiaban, o nuevos productos surgían. Un mes en particular fue preocupante, puesto que adquirí libros, me matriculé en una clase y compré algunos materiales nuevos. Ante una inversión mayor, tuve que hacer ajustes para los meses siguientes. Sin embargo, no me castigué ni me sentí fracasada por el exceso de ese mes. Reajusté mi plan, y logre terminar el año apegada a mi propósito.

► Analicé cada compra antes de pagarla

Más de una vez caminé alrededor de una tienda con un producto que regresó a la repisa. Más de una vez cancelé una orden en el internet antes de completarla. En la mayoría de esas ocasiones, el producto que iba a adquirir era algo que podía sustituir fácilmente con algo que ya poseía, o una herramienta que utilizaría un par de veces y terminaría escondida en alguna caja.

Ese fue el estándar que utilicé la mayoría de las veces. Cualquier compra que no pudiese justificar frente a esos puntos era una compra que no se realizaría.

► No me engañé durante el proceso

Este tipo de compromiso fue uno que vino tanto de mi mente como de mi corazón. Pero eso no significa que fue fácil. Hubo muchos momentos en que, de primera intención, no me sentí satisfecha al no adquirir esta o aquella cosilla que tanto me llamaba la atención. En otros momentos, me regresé (de muy mala gana, por cierto) a las tiendas a devolver artículos que compré por mero impulso. Y por supuesto, siempre hubo alguna ocasión en que quise golpearme la cabeza contra la pared al dejar pasar buenas ofertas de materiales que hubiese aprovechado muy bien.

No todo el proceso fue fluido y mentalizado, pero al final del año, el resultado fue gratificante.


Honestamente creo que cualquiera de nosotros puede crear y manejar un presupuesto para sus gastos de creación de álbumes. Administrar el conservar tus recuerdos y expresar tu creatividad de una forma organizada y controlada no tiene que representar un límite. De hecho, es más bien un logro en todos los aspectos, digno de celebrarse y emularse.

-------------------------------------------------------------------------------------------
¿Estás en Facebook? ¡Yo también! HAZ CLICK AQUÍ para visitar ZISIERRA en Facebook.
-------------------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...